Psicología en el ajedrez (V)

Buenos días Doña María Enriqueta.


Quisiera obtener su ayuda para resolver, o al menos mitigar, un problema ajedrecístico que de manera reiterativa ocurre en mis partidas y que no soy capaz de superar.


Muchos ajedrecistas se lamentan, al término de bastantes de sus partidas, que razonablemente deberían haber finalizado en victorias o tablas, de que se trastocaron en dolorosas derrotas. La razón de ello reside en un error –no coherente con el desarrollo precedente de la partida- que, por lo general, es debido a una impulsiva precipitación. No hace mucho tiempo era permitido ‘escribir la jugada en la planilla y luego mover’, pero los tachones correctores impedían descifrar más tarde cuales eran los movimientos acontecidos, así que se decidió invertir el orden. El hecho de que hubiera tales correcciones implica, a mi juicio, dos cosas: que el tema de la vehemencia es común y que la escritura previa significaba un freno, para no ejecutar el movimiento erróneo.


Yo he ideado o asumido muchos de estos ‘truquis’ para evitar hacer el movimiento desbocado, pero desafortunadamente ninguno me ha funcionado: cuando ya tengo la mano asiendo la pieza es cuando recuerdo que debería haberlos puesto en práctica.
Dicen que el momento oportuno para pedir ayuda es cuando uno ya se encuentra impotente para resolver los problemas por sí mismo, lo que es mi caso respecto a lo que le he comentado, de modo que es por ello que solicito su apoyo, que de antemano le agradezco profundamente.

J.A,A


Respuesta:

 

Estimado J.A:


Gracias por escribirnos y contactar con nosotros, intentare darte una respuesta orientativa.

Leer más