7ª RONDA EQUIPO A

La crónica del Pueblo Nuevo de Preferente:

Victoria frente al San Viator por 1.5 a 4.5

(nosotros éramos visitantes).

Voy a elaborarla por tableros :):

Tablero 1: Anónimo vs Minzer / 0 – 1: Nuestro pobre maestro se ha puesto más nervioso que un flan. Resulta que el contrincante debía tener unos tics nerviosos y bueno… Yo me he reído de él como nunca porque estaba picadísimo diciendo que si tal jugador se reía cuando jugaba, que si otro noseque, que si cual… Bueno, volviendo a la partida… Lo ha crujido. Literalmente. Yo la estaba viendo y se me saltaban las lágrimas de la emoción. ¡Eso sí que es un dragón! Ha hecho un precioso juego de alfiles hasta dejarle al otro arrinconado y en una bonita red de mate de la cual creo que no pudo escapar.

Tablero 2: Claudia Robles vs Anónimo 2 / 1 – 0: Partida de infarto. Primero bien, creo que hizo un sacrifio de caballo por 2 peones o algo parecido… El caso es que iba genial. Luego la cosa se torció un poquito y yo pensaba “bueno, debe ser un plan suyo”. Luego la cosa se torció BASTANTE y quería matarla. La miraba con ojos de mala leche pero no se dio cuenta. No sé bien como saldría del aprieto, pero el caso es que atracó una partida más perdida que las vacas haciendo ruta fuera de mi pueblo (JOJO un chiste de pueblerinos).

Tablero 3: Luis Vicente Martín vs The Kid / 0’5 – 0’5: El muy gracioso me dice que hace tablas porque íbamos 3-1 y no se fiaba de que yo ganase. ¿A que es majo? PUES HE GANADO, CÓMETE ESA. Pero no adelantemos acontecimientos, mis queridos lectores. En fin, veo la partida de The Kid y pienso “qué raro, no debe ser de las suyas”. Total, me pongo a hablar con The Kid y me dice que esa teoría no la conoce y que está imitando cosas que ha visto en las partidas de Lledó y de Adrián Montañés. Que si tal por aquí, que si (el sagrado) peón de h5 (impuesto en nuestra mente por Minzer) avanzado por allá… No sé bien cómo sería el final. Cuando volví a ver su posición juraría que estaba mejor, con una columna de g casi casi para él solito. Pero bueno, es lo que tiene no confiar en el equipo.

Tablero 4: Laura – Lorenzo Galeote / 0 – 1: Apenas he visto nada, así que no sé qué decir. Sé que en un momento Laura parecía ir mejor pero se debió de revolver todo más tarde.

Tablero 5: Anónimo 3 – Alberto / 0 – 1. MADREEEEEEEE Qué burrada de partida. Alberto se ha levantado hoy con la chaqueta de cuero, las botas de puntera metálica, las pulseras de pincho, la birra en la mano… En fin, como un rockero de aquellos de antaño (ains que tiempos :8) ). Estaba violento… pero cosa mala eh? Le ha tirao’ todos los peones del flanco de rey, le ha lanzado ochenta mil miradas de “tío, la has cagado”, le ha lanzado las piezas sin piedad alguna contra el enroque, destrozándolo por completo, se ha permitido el lujo de sacrificar una torre para darle jaque mate (o al menos meterse hasta la cocina)… En fin. Alberto, chapó.

Tablero 6: Me vs Barahona Torrijos / 1 – 0. Sí, The kid, VICTORIA. POR NO FIARTE DE MI. Mi partida ha sido una escocesa con un gambito improvisado por parte de mi rival. He estado buscnado y no existe (o al menos no encuentro partidas), así que si se lo ha inventado, chapó, porque mola mucho. Lo malo es que luego flojeó un poco, me permitió quedarme con calidad de más aunque luego yo jugué mal (hoy me tocó cantar la canción de “Sanchoooooooooooooooo Quijote, Quijoteeeeeeeeeeeeeee Sancho”, no sé bien por qué) y tuve que devolverla, pero la devolvía quedándome mejor, con 2 peones pasados y de más. Me costó un poco rematarla porque me daba cosa que tuviera chances de tablas, y con lo táctico que es este hombre, para descuidarse ni un poquito…

Bueno, yo fui la última en acabar. Ah, también llevé chocolate y me preguntó uno del otro equipo si les había metido somníferos, pero yo le dije que no, que era raticida y, si era posible también, que me guardase el secreto. Y mi boli-super-guay-de-tigger-de-winnie-de-pooh-con-luz-incorporada… Se quedó sin luz. Total, yo apretando el bolígrafo mientras escribía y la cosica esta que no se iluminaba… Qué mal.

Bueno, ¿cuál es la moraleja, Pueblinos? (Así nos llama Mery). La moraleja es: Si llevas dulces, procura tapar el sabor a raticida :-] , y si te llevan dulces… Pues disfrútalos que serán los últimos que comas.

Con esto y un bizcocho, no nos vemos a las ocho!